El Sótano del Planner

Consigue que tus emails no acaben en SPAM

Home  >>  Marketing  >>  Consigue que tus emails no acaben en SPAM

Consigue que tus emails no acaben en SPAM

Las campañas de email marketing son muy atractivas y ofrecen grandes resultados, siempre y cuando las diseñes y desarrolles adecuadamente. Si no cuidas tus acciones en las campañas de email marketing, es posible que acaben en la carpeta de Spam. Aquí te contamos cómo conseguir que tus emails no acaben en SPAM.

Es muy probable que te hayas desesperado viendo los resultados de tus campañas de email marketing al comprobar que no funcionan todo lo bien que deberían. Y, seguramente, para mejorar los resultados te habrás leído decenas de artículos, siguiendo las normas una a una y mejorando el contenido para que resulte más atractivo; pero aun así no termina de despegar.

Según varios expertos, las campañas de email marketing son las que mejor funcionan, manteniendo el mejor resultado posible en relación a la inversión. Aun así, existen durante el proceso numerosas fases que si se desarrollan mal pueden hacer fracasar la campaña drásticamente. Uno de los pasos más críticos es conseguir que nuestros emails no acaben en SPAM.

No es fácil desarrollar campañas de email marketing a la primera. Conseguir el máximo rendimiento exige un trabajo constante y depurado. Por ello, contar con los expertos adecuados conseguirá que abran tus mails y los lean, además de aumentar el volumen de clientes potenciales.

Antes de nada, una campaña de email marketing no tiene sentido si no cuentas con suscriptores. En general la forma más sencilla y recurrente para obtener suscriptores de calidad es la estrategia “Lead Magnet”. Consiste en ofrecer algo de calidad y utilidad sin ningún coste para el usuario. Este solo tiene que dejar sus datos con la premisa de seguir recibiendo contenidos de calidad puntualmente.

Tener suscriptores es relativamente sencillo, lo difícil es mantenerlos. Es necesario establecer una relación de calidad, de confianza y, sobre todo, útil. Si no cubrimos esa necesidad es posible que se den de baja de nuestra lista de suscripción o acaben nuestros emails en SPAM.

Una vez que obtengas suscriptores que alimenten tu campaña de email marketing, podrás empezar a trabajar para que tus emails no acaben en SPAM.

 

SPAM

1- TEN UN DOMINIO PERSONALIZADO

Para muchas marcas es importante tener el dominio del email personalizado, ya que muestra una seriedad y confianza al usuario, además de añadir valor. Pero en este caso va más allá, ya que ayuda en tus campañas de email marketing, en especial si vas a hacer envíos masivos y/o periódicos. De lo contrario es muy posible que tus emails acaben en SPAM.

Si quieres hacer una prueba de SPAM de tus emails, observa los resultados que te da Google en “URI_GOOGLE_PROXY”, esto significará que Google está mandando tus mails a SPAM.

 

2- CUIDADO CON LOS REGISTROS RECIÉN CREADOS

Si quieres que tus emails no acaben en SPAM es importante tener en cuenta que un dominio recién creado y registrado tiene muchas posibilidades de no pasar el filtro de Google y pasar a la carpeta de SPAM directamente.

Esta situación es compleja, la mejor forma es mantener una campaña de email marketing de perfil bajo, de esta forma dejaremos tiempo antes de empezar a realizar envíos masivos.

Además, si arrancamos con mucha fuerza, podremos bajar en la escala de reputación de envío.

 

3- REPUTACIÓN DE ENVÍO

Este factor mide la forma en la que se comporta la campaña de email marketing. Se basa en una asignación numérica al que envía los emails y al que los recibe.

Es importante tener en cuenta la reputación de envío ya que puede acondicionar campañas futuras. Algunos de los factores que contabiliza son las altas de direcciones inválidas o tasas de rebote, la cantidad de usuarios que te han marcado como SPAM cuando recibe sus mails, alta frecuencia de envío de emails en tus campañas de email marketing…

 

4- LOS GESTORES DE CORREO TRADICIONAL NO TE VALEN

Los gestores de correo como Gmail no te servirán para desarrollar tus campañas de email marketing ya que no están diseñados para ello, por lo que las posibilidades de que tus emails acaben en SPAM son elevadas. Si por el contrario los contactos que vas a desarrollar en tu campaña de email marketing son habituales o ya has establecido una cadena de correos anteriores, no tendrás problemas. Siempre y cuando el envío no sea demasiado alto.

Hacer envíos personalizados siempre ayuda, si mandas un mismo mensaje a una base de datos amplia acabarán seguramente en SPAM.

 

5- ELIGE UNA PLATAFORMA ADECUADA PARA TU CAMPAÑA DE EMAIL MARKETING

Si quieres que tus emails no acaben en SPAM, la mejor opción para tus campañas de email marketing es trabajar con plataformas específicas. Existen numerosas plataformas que ofrecen un buen servicio y de calidad, las hay tanto de pago como gratuitas y en varios idiomas.

La mejor opción es simplemente la que te de mejor feeling y con la que te sientas más cómodo utilizando. En definitiva, la que te resulte más intuitiva.

 

6- ACTUALIZA TU BASE DE DATOS

La lista de tus suscriptores es la base que alimenta todo este proceso, sin ella no hay nada. Una base de datos de suscriptores no es algo cerrado e inamovible, mantenla actualizada. Si por ejemplo uno de tus contactos ya no utiliza ese correo, o ha cambiado de trabajo, ahora deberías enviar ese email a otra dirección. Si no la mantienes “saneada”, irá aumentando progresivamente tu tasa de rebote y perdiendo en tu “reputación de envío”.

 

7- CUIDADO CON LAS SPAMWORDS

Las SpamWords son un mundo complejo, amplio y muy cambiante. Pero la base se mantiene, se trata de palabras que son detectadas por diferentes herramientas a través de un algoritmo de repetición, resultados… Si quieres que tus emails no acaben en SPAM deberás cuidar mucho tus textos y medir tus palabras. Es fácil encontrar listados y programas que te dirán si tus palabras se encuentran preseleccionadas entre las SpamWords.

Para que te puedas hacer una idea suelen ser “estimado amigo”, “esto no es spam”, “ganador”, “promoción especial”, “dinero”, “regalo”, “mejor precio” o “sin trucos”, entre otras.

 

8- CUIDA TUS FORMAS

Las herramientas que filtran para decidir que tus emails no acaben en SPAM vigilan el formato del texto.

Si pones signos poco comunes o el texto completo en mayúsculas en el asunto del email tienes muchas posibilidades de acabar en la carpeta de SPAM. Pasa lo mismo si pones texto demasiado pequeño o juegas con colores de fondo o de las letras en el contenido del mail.

Pasa algo similar con las imágenes, evita en la medida de lo posible poner demasiadas imágenes en tus campañas de email marketing y, en tal caso, que no pesen demasiado.

Debe tener equilibrio entre texto e imágenes, de lo contrario, tiene muchas posibilidades de que las diferentes herramientas lo consideren SPAM. Tampoco se valoran de forma positiva textos dentro de las imágenes.

 

9- INCLUYE UNA VERSIÓN HTML

Tus emails o newsletters deberán incluir en el mensaje versiones HTML y de texto plano. Evita en la medida de lo posible el uso de formularios, scripts y otros efectos… Intenta que el formato HTML con el que maquetas tu campaña de mails sea adecuado, es decir, evita HTML generados por Word (es muy común recurrir a ellos), Dreamweaver o programas de diseño como Illustrator.

10- NO UTILICES CIFRAS O DINERO, NI ARCHIVOS ADJUNTOS

Debido a la lucha contra el Phising se desaconseja seriamente tener cifras económicas, así como símbolos de € o $. Incorporar estos elementos harán saltar fácilmente los filtros anti Spam y tus emails no llegarán en algunos casos ni siquiera a tu destinatario.

Otra de las acciones que hará saltar las alarmas de SPAM con facilidad es enviar archivos adjuntos, sobre todo si este archivo pesa mucho. En este paso síque le llegará al destinatario, aunque puede que directamente a la carpeta de SPAM.

 

Si quieres que tus emails no acaben en SPAM, deberás medir mucho tus acciones en la campaña de email marketing. Es posible que las primeras veces no saques el máximo potencial a tu campaña debido, sobre todo, a que andarás demasiado atento a cumplir cada una de las normas y exigencias, por lo que olvidarás conectar o establecer el mayor engagement con tus usuarios que es al final y al cabo el que tomará la decisión de abrirlo o no. Pero esa es otra historia.

¿Te ha gustado este post? Compártelo con tus amigos....Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *