El Sótano del Planner

Internet de las cosas (IoT) en Marketing Digital

Home  >>  Marketing  >>  Internet de las cosas (IoT) en Marketing Digital

Internet de las cosas (IoT) en Marketing Digital

Llevamos años escuchando el término Internet de las cosas, o IoT, como una tendencia revolucionaria para todo lo que nos rodea y en especial para el marketing digital; como una apuesta de futuro o un indicador de por dónde van a ir las cosas. Pues más vale que nos pongamos al día, ya no es una visión futurista de un mañana diferente. Es una realidad hoy y con un largo camino por delante.

El Internet de las cosas lo vemos diariamente en varios dispositivos capaces de conectarse a internet y permitir el control y manejo de múltiples elementos en tiempo real y de forma remota. Sin importar el lugar en el que te encuentres.

 

¿QUÉ ES EXACTAMENTE EL INTERNET DE LAS COSAS?

Se podría decir que es el internet del todo. El mundo online nos permite estar conectados con otras personas y dispositivos. Ahora bien, imagina que puedes estar conectado con todos tus dispositivos, ellos a su vez conectados entre sí y con los usuarios en todo momento y lugar; eso es Internet de las cosas. Una de las características del Internet de las cosas es que se pueden conectar cientos de dispositivos entre sí, haciendo posible que hablen y se comuniquen entre ellos.

De esta forma podríamos tener conectados todos nuestros electrodomésticos, el coche, la iluminación o calefacción de nuestra casa, nuestro calzado… recogiendo información y comunicándose entre ellos. De esta forma, por ejemplo, nuestra nevera podría detectar a través de biosensores que la leche está en mal estado, mandando un mensaje a nuestro smartphone para que compremos un brick a la vuelta del trabajo o, directamente, haciendo un pedido online al supermercado. Otro ejemplo sería que nuestras zapatillas, gracias al Smartwatch, registren nuestra distancia recorrida y podría conectar con la SmartTv de nuestra casa para sugerirnos un programa de vida sana e ir calentando el baño para ducharnos cuando lleguemos.

Como ves, las posibilidades del internet de las cosas son casi ilimitadas, poco a poco se irán desarrollando actividades y conexiones más completas y complejas. Lo que nos hará vivir situaciones y roles diferentes.

 

¿CUÁL ES EL OBJETIVO DEL INTERNET DE LAS COSAS?

Como la mayoría de los progresos tecnológicos, el internet de las cosas tiene tres objetivos básicos, proporcionarnos mayor seguridad, alcanzar mayor eficiencia y hacernos la vida más cómoda.

Toda esta hiperconexión tiene además otra consecuencia, un altísimo tráfico de datos e información para alcanzar esa eficacia. Toda esa información que comparten los diferentes dispositivos será compartida, almacenada, procesada y analizada por diferentes inteligencias artificiales. Estableciendo patrones de comportamiento, prediciendo y así anticipándose a nuestras necesidades.

Con esta información muchos profesionales podrán tomar decisiones importantes para sus negocios, empresas o marcas, observando necesidades y acciones en tiempo real y por lo tanto mejorando la productividad de las mismas.

¿QUÉ PAPEL TIENE EL IOT EN EL MARKETING?

En la actualidad varios sectores están mejorando ya sus resultados en productividad y eficiencia gracias al internet de las cosas, llegando a crear nuevas experiencias y propuestas de valor a los usuarios. Entre todos los sectores y modelos, hay uno que el internet de las cosas cambiará de forma radical. Se trata del marketing y especialmente en su rama de marketing digital.

Como hemos comentado antes, la gran cantidad de datos que se pueden almacenar, analizar y procesar desarrollará una forma de trabajar completamente diferente, se podrán tener datos y radiografías de las preferencias, usos, necesidades, motivaciones, dudas, miedos… de clientes existentes, potenciales, de perfiles muy completos y específicos en tiempo real. Todo ello en situaciones, lugares o momentos increíblemente precisos.

Con toda esta información las inteligencias artificiales, algoritmos y profesionales podrán reaccionar o incluso prever la mejor forma de conectar con los diferentes usuarios.

Para sacar todo el potencial al marketing digital necesitamos otras tecnologías unidas al Internet de las Cosas, como puede ser la inteligencia artificial, el big data o el machine learning entre otras muchas. Todas ellas están creciendo de forma simultánea, se estima que en 2020 existirán 50.000 millones de dispositivos interconectados a internet bajo la cobertura 5G.

¿El futuro del Marketing será todo datos?

La respuesta es sí y no. Como ha pasado anteriormente y pasa cada poco en el mundo de la tecnología digital, hay que cambiar y reinventarse. Todos los profesionales y agencias deberán esforzarse y fijarse en la evolución del internet de las cosas y avances paralelos, con el objetivo de rediseñar sus procesos y modelos de creación de valor para el cliente.

Al fin y al cabo, se trata de crear la mejor experiencia al usuario.

Toda esta información nos permitirá conocer y estar en la mente del usuario, estableciendo así la mejor conexión y experiencia posible del cliente. Con el Internet de las Cosas, tendremos además nuevos canales y oportunidades para sacar el máximo rendimiento a una marca.

¿Sólo revolucionará de forma radical en marketing digital?

Claramente no. El Internet de las Cosas ofrece amplias posibilidades para todos los sectores, negocios y marcas, la diferencia radica en el modelo. Si trabajamos en un modelo más innovador o disruptivo con la información en tiempo real, el IoT revolucionará varios campos, destacando por ejemplo el hogar, las ciudades y el mercado de las aseguradoras.

En el caso del mercado de los seguros, la tecnología IoT mostrará el estilo de vida saludable o no y les resultará más fácil calcular la esperanza de vida y riesgos gracias a los dispositivos wearables. En el caso de nuestros hogares inteligentes, se están creando numerosos elementos dentro de la domótica que nos facilitarán la vida y la interacción con el Internet de las Cosas. Respecto al urbanismo de las ciudades, se está trabajando mucho en incorporar ese Internet de las Cosas para instalar numerosos sensores, de esta forma transformaremos la ciudad en una Smart city, capaz de monitorizar el tráfico y los comportamientos de los diferentes transeúntes para adaptar y anticipar necesidades, siendo así más eficientes y ecológicas.

 

Internet de las cosas

 

¿ES SEGURO EL IOT?

Sin duda la seguridad es una de las asignaturas pendientes del Internet de las Cosas, toda esa información y rutas de comunicación generan “puertas” para que hackers se puedan aprovechar y adquirir esa información u otra como contraseñas de acceso o rutas de comportamiento. En 2016 y 2017 se han visto y conocido numerosos ataques cibernéticos que se han aprovechado de distintas líneas IoT. Una de las más conocidas y que más relevancia ha tenido es la “botnet Mirai” en 2016, que se hizo con el control de cámaras de IP de vigilancia o routers domésticos para acceder a diferentes contraseñas y realizar ataques precisos de denegación de DoS, más tarde se desarrollaron otras líneas botnet similares con el mismo objetivo. Con el tiempo, los diferentes ataques han sido más complejos y precisos como es el caso Hajime.

Viendo estos ejemplos, y otros tantos, está claro que el Internet de las Cosas es una realidad, pero sigue teniendo margen de mejora. Hoy en día está todo conectado, pero no todo está preparado para estar conectado.

En la actualidad se trabaja para desarrollar nuevos protocolos de comunicación más complejos y seguros. Se están explorando tecnologías como el Blockchain para aumentar la seguridad de las redes IoT o actualizaciones de software y firmware más seguras para cualquier dispositivo remoto.

Sin duda, el éxito y potencial del Internet de las Cosas radica en abordar estos retos de la mejor forma posible, garantizando la seguridad en los productos que integran la red IoT.

 

En definitiva, el Internet de las Cosas es ya un pasajero más en nuestro camino digital. Nos ofrece posibilidades ilimitadas bajo un nuevo paradigma o modelo creciente con un impacto y potencial técnico, económico y social todavía por delimitar, pero se puede decir que será muy alto.

Desde El Sótano del Planner, sabemos que todos estos desafíos y retos que el Internet de las Cosas trae para el mundo del marketing digital, tienen que motivarnos más que nunca para explorar ese camino y sacar lo mejor de nosotros. Sacar el máximo rendimiento para desarrollar la mejor conexión y experiencia posible.

¿Te ha gustado este post? Compártelo con tus amigos....Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+

One Comment so far:

  1. Angelo dice:

    Excelente información. Muy interesante! Muchas gracias por publicarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *