El Sótano del Planner

Mejora el liderazgo y da alas a tu empresa

Home  >>  Marketing  >>  Mejora el liderazgo y da alas a tu empresa

Mejora el liderazgo y da alas a tu empresa

Mucha gente cree que el liderazgo es tomar las decisiones adecuadas y hacer un buen trabajo en el menor tiempo posible. Pero, liderar un equipo, empresa, o startup es mucho más.

En repetidas ocasiones, la persona que lidera, se enfoca en establecer récords en presentación a un cliente, entrega de producto o resolución del servicio, pero lo hace descuidando la calidad del mismo o la experiencia del consumidor. Esto perjudicará a la larga la imagen de marca que lideras por tratar de llegar a lo más alto.

Un buen liderazgo debe comprender un equilibrio entre todas las áreas de trabajo y guiar a todas las personas del equipo involucradas, con el fin de sacar el máximo potencial de todas ellas.

 

Estudia a tu equipo

Para alcanzar un buen liderazgo debes conocer las habilidades de tu equipo. No se puede ni forzar al equipo, ni motivar a todos de la misma forma. Unos necesitarán que pongas en valor su trabajo, más descanso, nuevas retribuciones o simplemente un reto o proyecto que le motive.

De la misma forma, algunos miembros de tu equipo serán capaces de comprender diferentes escenarios de oportunidades empresariales, desglosar buenas ideas que pueden mejorar el rendimiento o crecimiento de tu negocio.

Un buen líder debe ser capaz de escuchar a su equipo y motivarle en sus ideas y proyectos. De esta forma todas las personas se sentirán parte del equipo, parte de la empresa, se identificarán con el negocio y sentirán que son escuchados.

Esto no significa que se deban potenciar todas las ideas o proyectos, si estos no van en armonía con la misión o los valores de la empresa, significa que no son los más adecuados. Debes explicar esta situación a las personas implicadas.

Nunca lo dejes en un simple NO, esto puede generar frustración en el equipo y, puede que más adelante no se lancen a plantear iniciativas que realmente sean valiosas.

Otro apartado útil de estudiar para liderar a tu equipo es poder crear sinergias entre los miembros del equipo de trabajo. Muchas veces, si juntas a dos personas afines, que se equilibran y aportan valor sobre la otra persona, esos dos son como tres. Si vas a generar un equipo en busca de sinergias, deberás tener a una persona ‘control’ en el equipo, una persona que mantenga el proyecto bajo control sin que sea muy destructor a otras posibilidades. Si juntas personas demasiado creadoras sin control u orden, es fácil que pierdan el focus de su trabajo.

 

Liderazgo

 

Aprende a ser un buen comunicador

El liderazgo va ligado a ser una persona asertiva, un buen comunicador, contagiar tu ilusión. Este punto es para muchos el más complicado, si te consideran un líder aislado del resto, debes trabajar esto.

Si dominas esa habilidad, generaras confianza en tu equipo. Si te notan dubitativo o temeroso, puedes transmitir esa inseguridad que puede trasladarse a un trabajo conservador, poco arriesgado o sencillo intentando ir siempre sobre seguro.

No confundas ese exceso de confianza con tener un carácter muy dominante. Puedes parecer inaccesible.

Es muy positivo poder contar con un alto nivel de inteligencia emocional, estar al tanto de las emociones de cada persona del equipo. De esta forma podrás responder de la mejor manera posible a cada situación y canalizar el esfuerzo del equipo hacia un mejor equilibrio. También te ayudará a solucionar posibles conflictos o prever roces.

Un líder debe estar con su equipo

El liderazgo se puede perder con facilidad si das la sensación de que estás aprovechado esa circunstancia en tu propio beneficio. No puedes exigir el 110% desde una posición de esfuerzo mucho menor. Si tu equipo deja de hacer un esfuerzo en tiempo o intensidad, un buen líder debe, primero explicar la situación por la que hace falta ese plus y, después, luchar con ellos. Desde primera hora hasta la última.

Un error común se da cuando el líder de equipo llega más tarde o sale antes del lugar de trabajo. De la misma forma que en todos los trabajos hay tareas más tediosas que otras, de las cuales el líder suele huir y las delega. Nunca debes desinteresarte de una tarea o proyecto hasta el punto de no saber qué se está haciendo.

Un buen líder debe saber arremangarse y trabajar al lado de todo su equipo y en todas las tareas.

Otras cosas que pueden ayudar a tu liderazgo

Hay pequeños trucos que de forma indirecta te ayudarán a mejorar tu posición de líder de tu equipo, startup o empresa.

Cuida el espacio de trabajo

Es importante mantener a todos en su zona de confort, una atmósfera amigable y cómoda. Para ello es crucial mantener cuidado el espacio de trabajo, limpio, útil… tener plantas y dejar a todo el mundo al cuidado de ellas es siempre una buena idea, conviertes el espacio más amigable, creas enlaces entre ellos más allá de lo laboral, ayuda en un carácter de pertenencia, etc.

Forma a tu equipo

Hay gente que necesita seguir creciendo a nivel personal y profesional para que no sentirse estancado laboralmente. Anímales, aconséjales y facilítales cursos o proyectos que les ayude a formarse y enriquecerse.

Deja espacio al individuo

Cada trabajador tiene su personalidad, su vida fuera del trabajo y su experiencia personal. Se puede decir que todos tenemos nuestras cosas que nos hacen únicos. Es fácil que cada persona acomode su espacio de trabajo para que le resulte más personal, cómodo e identificativo.

Puede ser una taza con su personaje favorito o la bandera de su equipo de fútbol. Si no prevés un conflicto por ello, déjales que sean ellos mismos e interésate por sus hobbies o peculiaridades.

Cuidado con los favoritismos

De la misma forma que el resto de los trabajadores, el líder del equipo tendrá sinergias con otros miembros mientras que se entenderá menos con otros. Esta situación es siempre complicada, ya que se tiende a premiar primero, facilitar u ofrecer los proyectos más atractivos a aquellos miembros más afines. Debes evitar esa situación y pensar muy bien la naturaleza y razón de tus decisiones para el equipo.

Incluso las decisiones de perfil bajo favorables siempre hacia unos miembros del equipo, pueden generar tensiones y conflictos dentro de la empresa que rompan el equilibrio. Intenta establecer un control equitativo según las necesidades de cada uno.

Recuerda que equitativo no es igualitario, no todo el equipo tiene las mimas necesidades o valora de igual forma los premios.

Ser líder es sencillo, pero, trabajar en un buen liderazgo es complicado, debes sacar lo mejor de ti en cada momento para servir de inspiración. Un buen líder puede sacar el máximo potencial a su empresa, startup… y rodearse de los mejores. Lo que te hará tener los mejores planes estratégicos, social media, posicionamiento SEO, ventas, networking, ratio de beneficios…

¿Te ha gustado este post? Compártelo con tus amigos....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *